¿Es usted inquilino? Guía de cuidados

Si buscas una vivienda para alquilar, H URB te da algunos consejos sobre lo que debes hacer hasta firmar el contrato.
wosunan/Envato Elements

Si has llegado a este artículo, probablemente estés buscando una casa para alquilar y quieras conocer tus derechos y deberes como inquilino.

De hecho, un contrato de alquiler no consiste sólo en recibir una vivienda: se trata de cuidarla de la mejor manera posible, asumiendo diversas responsabilidades, como pagar puntualmente la renta mensual o mantener los electrodomésticos en buen estado. Son obligaciones que asumes en el momento de la firma y que debes mantener durante toda la vigencia del contrato

Pero, ¿cuáles son estas obligaciones? ¿Qué información debo tener en cuenta? H URB, en colaboración con nuestro portal asociado SUPERCASA, tiene algunos consejos para usted.

Lo primero es lo primero: ¡encontrar el inmueble adecuado!

Ya sea una casa, un piso o un local, tienes que tener claras tus necesidades presentes y futuras, así como tu situación económica actual. Todos estos factores son evaluados por el propietario del inmueble (ya hemos explicado cómo debe calcularse el alquiler de una vivienda aquí en el blog ).

Haz un poco de búsqueda

Busca diariamente en las páginas web de inmobiliarias, como H URB, o en portales inmobiliarios como SUPERCASA o CASASAPO. Utiliza todas las herramientas de búsqueda posibles, definiendo claramente lo que quieres, desde el tipo de inmueble hasta las características (si está amueblado o tiene cocina equipada, por ejemplo). Al definir claramente lo que busca, obtendrá resultados más precisos que podrá afinar para encontrar el inmueble ideal. Varios de estos sitios le permiten recibir alertas cuando salen al mercado nuevos inmuebles clasificados, lo que le permite recibir las mejores oportunidades en tiempo real, teniendo en cuenta lo que está buscando.
Si lo desea, puede optar por contactar con las agencias inmobiliarias por otros medios (teléfono, redes sociales, en persona).

Fije un presupuesto máximo

Cuando “ojees” el mercado, encontrarás oportunidades de todos los precios. Por eso debes definir el alquiler máximo que puedes permitirte. Siencuentras un inmueble que está por encima de tus posibilidades, piensa si merece la pena pagar esa cantidad, entre otras cosas porque el alquiler no debería superar un esfuerzo de alrededor del 35% de tu presupuesto mensual.
Define un rango de valores e introduce estos datos en la búsqueda que estés
realizando: esto te ayudará a afinar aún más la búsqueda y te dará resultados aún más precisos.

¿Cerca o lejos?

Otro aspecto que no puedes pasar por alto es la ubicación. ¿Buscas una casa cerca del trabajo? ¿El colegio de los niños? ¿El parque? ¿La playa? Ten en cuenta que la ubicación influye considerablemente en el alquiler que pide el propietario, así que tienes que sopesar los pros y los contras de esa ubicación: recuerda que puedes incurrir en otros gastos, como el combustible que gastarás para desplazarte, un abono transporte o, en el caso de pisos sin garaje, la compra de un permiso de residencia o el pago de una plaza de aparcamiento.

Vea la vivienda con sus propios ojos

Una vez que haya encontrado la(s) vivienda(s) que más le guste(n), pida información y concierte una visita en persona con el vendedor/propietario/asesor. Este paso es fundamental para confirmar ciertos aspectos que pueden no ser visibles en los materiales promocionales, como el estado de conservación del inmueble.
Aclare cualquier duda directamente con los responsables, como la necesidad de un avalista, el equipamiento que queda en el inmueble y si puede o no tener animales de compañía.

El momento del contrato

Ahora que ha elegido la casa adecuada, es el momento de proceder al contrato.

El proceso de elaboración del contrato requiere la aprobación del propietario del inmueble. Sea lo más transparente posible, facilitando información sin embargos durante este proceso de evaluación. Si considera que alguna petición de documentación/información va más allá de su intimidad, hable con el propietario/consultor al respecto: explíquele sus temores y pregúntele por qué se le pide esa información, optando por un comportamiento respetuoso que debe ser mutuo.

Una vez que todo haya sido aprobado por el casero, es hora de firmar el contrato. Pide que te envíen una versión preliminar del contrato para poder analizar con calma todos los aspectos relacionados y comprobar que el contrato cuenta con toda la documentación legal necesaria:

  • Reglamento de la comunidad de propietarios (si procede);
  • Identificación del propietario;
  • Certificado catastral;
  • Caderneta predial;
  • Licencia de uso;
  • Certificado energético;
  • Seguro obligatorio de riesgo de incendio.

El contrato también debe dejar claras las obligaciones de cada parte durante el plazo de vigencia:

  • Identificación y datos del arrendador y del arrendatario;
  • Importe del alquiler y forma de pago (si es por transferencia bancaria, el contrato puede incluir el IBAN de la cuenta en la que se realizará la operación);
  • Autorización para realizar obras e identificación de la persona que las realiza;
  • Quién paga los gastos comunes (escaleras, ascensor, jardines, etc.), si procede;
  • Identificación del avalista, si procede;
  • Si puede o no tener animales de compañía;
  • Duración del contrato y plazo de rescisión;
  • Anexo al contrato con la lista de bienes y su estado;
  • Fecha, hora y lugar y firmas;
  • Cómo se actualiza el alquiler.

Consideraciones finales

Un contrato de alquiler suele representar una nueva etapa para quien se convierte en inquilino, pero también es una inversión para quien pone el inmueble en el mercado. Son dos partes con intereses diferentes que deben tener una relación sana y transparente.

Por eso, opta por tratos totalmente transparentes para evitar problemas y dolores de cabeza innecesarios: pide toda la información y pregunta siempre que tengas dudas. Esto será fundamental para que el arrendamiento se desarrolle de la mejor manera posible.

Si necesitas ayuda con este proceso, H URB está siempre a tu disposición: estamos disponibles online y en nuestra oficina.

Juntos, abriremos una ventana de oportunidades.

Total
0
Shares
Previous Article

Carnaval 2024: cambio de horario

Next Article

Alquiler de coches: una opción sostenible para el medio ambiente

Related Posts
más detalles

Alquiler de coches: una opción sostenible para el medio ambiente

Todavía hay muchas personas que no tienen acceso al transporte público de forma habitual, optando en su lugar por un coche para sus desplazamientos al trabajo u otros contextos familiares. En este contexto, el alquiler de coches es una opción cada vez más popular y respetuosa con el medio ambiente.